Directrices de Calidad Turística para Termas


Las Directrices de Calidad Turística para Termas son recomendaciones destinadas a mejorar la prestación de los servicios turísticos en la actividad termal, valorada no sólo por sus propiedades terapéuticas, sino también como alternativa de relajación, bienestar y recreación.

Está destinado a todas aquellas organizaciones que disponen de aguas termales, infraestructura e instalaciones de soporte para el desarrollo de la actividad con fines terapéuticos y/o recreativos.

Este programa consiste en establecer un marco de referencia para la gestión de las Organizaciones Termales que oriente sus acciones hacia la mejora de la calidad de los servicios y la calidad ambiental, contemplando una posible práctica simultánea de múltiples actividades recreativas, el disfrute de otros productos turísticos y una destacada contribución al bienestar de las comunidades en las que se encuentra.

Asimismo, favorece desde una perspectiva de sustentabilidad socioeconómica y ambiental, la preservación de los recursos naturales y culturales, la seguridad e higiene, la satisfacción del usuario, y el respeto a la comunidad, a fin de mejorar la calidad de los servicios.